Restaurantes del Borde Costero enfrentan delicada situación por cancelación de cenas de Año Nuevo




 Una compleja situación enfrentan los comerciantes del rubro gastronómico, así como los trabajadores del mismo, ante las medidas dispuestas por la Autoridad Sanitaria durante las fiestas de fin de año.

Uno de los mayores problemas que enfrentarán, será el cierre de sus locales la noche de Año Nuevo, una de las mejores del año en cuanto a ganancias, como señaló el propietario de un conocido restaurante de Viña del Mar, el que señaló que “desde noviembre que teníamos reservas para la noche del 31 de diciembre, incluso sin el lanzamiento de fuegos artificiales, las cuales debimos cancelas y devolver los dineros abonados, debido a que no se puede trabajar con un aforo del 25% y los cordones sanitarios que impedirán el paso de personas entre diversas comunas de la región y, principalmente, de Santiago”, indicó.

A lo anterior, se suma una serie de restaurantes y hoteles que esperaban la última noche del año como una tabla de salvación a la dramática situación que han debido enfrentar desde marzo pasado cuando comenzaron a implementarse las restricciones por los contagios del COVI-19.

Los locales más afectados son los ubicados en el borde costero, tanto de Viña del Mar como de Valparaíso y Concón. Cabe mencionar que - según la normativa vigente en el Paso 2 – los restaurantes podrán funcionar solo con un 25% de aforo, en lugares abiertos, lo cual complica aún más al sector.