Mundo del tenis pone en jaque a organizadores de próxima Copa Davis en Viña del Mar

Odoo • Imagen y texto

Fernando González, junto a Nicolás Massú, Marcelo Ríos y Hermes Gamonal, integraron el último equipo de Copa Davis que jugó en Viña del Mar.

Un complicado escenario se avizora para la próxima fecha de Copa Davis a disputarse los días 4 y 5 de marzo en las canchas del Club Unión de Viña del Mar, las que tras la declaración conjunta de la Agrupación de Jugadores, Profesores y Entrenadores (de Tenis)  de Chile, podría poner en jaque la fecha por falta de seguridades para el público asistente al evento.Hasta la presentación de la fecha de Copa Davis en Viña del Mar, en la que estuvieron presentes autoridades municipales, encabezadas por la alcaldesa Macarena Ripamonti y la directiva de la Federación de Tenis, no había mayores problemas y se avizoraba la vuelta del torneo a Viña del Mar, luego que la última vez que se jugó en Viña del Mar, fue el repechaje para permanecer en el Grupo Mundial contra Japón, en septiembre de 2004 en el estadio Naval de Las Salinas.

El escenario del Club Unión de Viña del Mar ya fue escenario de Copa Davis, cuando en 1988 Perú barrió 4 -1 con el equipo liderado por Hans Gildemaister, utilizando las mismas instalaciones que serían ocupadas por el público que asistirá en esta ocasión a presenciar el match, las cuales no han sido renovadas desde aquella fecha, cuando ya presentaban condiciones deplorables y un sector de la Tribuna Norte, no se pudo ocupar por razones de seguridad.

Ante este escenario, Agrupación de Jugadores, Profesores y Entrenadores de Chile, envió una carta  a la alcaldesa viñamarina explicando que el escenario amerita una fiscalización estricta, ya que se pone en riesgo la vida de mucha gente al utilizar ese recinto deportivo en un evento de la magnitud de una fecha de Copa Davis.

En parte de la carta, la agrupación señala: “(El Club de Tenis Unión) Actualmente se encuentra en una pseudo remodelación, en donde el Presidente de la Federación de Tenis de Chile,  Sergio Elías, le entrega los trabajos antes mencionados a la empresa vinculada con el actual Presidente del Club de Tenis Unión. Como ya estamos acostumbrados a ver estas irregularidades por parte de nuestra Federación de Tenis, ya nos da lo mismo las comisiones por los trabajos asignados, coimas bajo la mesa y los enredos de dineros correspondientes a este tema, definitivamente no es lo importante hoy en día, ya sabemos cómo opera esta máquina para desfalcar nuestro tenis y peor aún estamos acostumbrados”, señala la carta.

Luego agregan que “ya circula en redes sociales, a nivel nacional e internacional, las paupérrimas condiciones de las graderías del Club de Tenis Unión, sabidas por todo el medio del tenis, las cuales y de acuerdo a estudios técnicos (anteriores) que se han pasado por alto, estas podrían colapsar por la carga producida por el público que participará en el evento de Copa Davis y definitivamente terminar en una tragedia de grandes proporciones. Recordamos que estás graderías tienen décadas de funcionamiento, están cercanas al mar y la salinidad corroe y debilita las estructuras”, indican.

¿En qué quedará todo esto?  ¿Qué opinan en el Club de Tenis Unión? ¿La municipalidad de Viña del Mar? Al parecer, esto recién está comenzando, aun cuando Copa Davis debería jugarse en Viña del Mar en quince días más.