Mueso Marítimo Nacional recibió embarcación y elementos utilizados en una de las últimas balleneras del mundo

Odoo • Imagen y texto

En primer plano, la embarcación donada al MMN, sobre esta, los elementos rescatados y donados.

En el  Museo Marítimo Nacional (MMN) se efectuó la ceremonia de  recepción del bote “Elsa Sofía”, embarcación menor de madera, correspondiente a una de las últimas balleneras del archipiélago de Juan Fernández y la primera en ser preservada como bien patrimonial en el país.

 La embarcación fue  donada al MMN  por las familias Rojas Rivadeneira y Rojas Schulz, de isla Selkirk, en conjunto a la gestión de Germán Recabarren Green y la Hermandad de la Costa, a través de la Nao Quintero.

La donación contempla, además,  objetos que fueron parte importante para la navegación y la pesca artesanal; como remos, el mástil, el timón, su caña de gobierno, el cajón para carnada, una trampa de langostas y su motor fuera de borda “Archimedes”, este último, objeto muy difícil de encontrar en la actualidad.

Cabe señalar que, a Chile llegaron las embarcaciones balleneras del siglo XVIII, pero con el correr del tiempo, fueron destinadas a diversos usos, como el transporte de pasajeros y la pesca artesanal, específicamente en el archipiélago de Juan Fernández, donde han sido empleadas para la captura de la langosta, estando ya prácticamente extintas en este tipo de labores.

Estos escasos ejemplares sobrevivientes de balleneras se suman a lo ocurrido en las islas de Tristán de Acunha y Azores, en el Atlántico, donde también se conservan muy pocas, siendo las balleneras fernandecianas de madera, prácticamente las últimas en el mundo en haber prestado servicios operativos.