"La Fiesta Española" está de duelo: Murió Juan Opazo Ramos

Odoo • Imagen y texto

Juan Opazo Ramos, en una de las tantas jornada de 12 de octubre en su "Fiesta Española", en los estudios de Radio Colo Colo de Valparaíso. Foto: Reportaje de La Estrella.

A la edad de 87 años, nació el 31 de enero de 1935,  falleció la tarde de ayer,  el conocido Comunicador Social, Juan Opazo Ramos, quien popularizara en medios radiales de la Región de Valparaíso el programa “La Fiesta Española”, el que mantuvo durante largos años, entre otras, se emitió en las desaparecidas radios Porteña y Cooperativa de Valparaíso, finalizando el ciclo en Radio Colo Colo de Valparaíso.

Juan Opazo Ramos, también produjo y condujo el programa de opinión y análisis de la actualidad “Ojo de Águila”, nombre que utilizó aprovechando una discapacidad que lo acompañó durante largos años de su vida, como fue la pérdida de un ojo, por lo que lucía un parche sobre él.

El deporte también fue una de sus pasiones, siendo hincha de Santiago Wanderers, todo el mundo lo asociaba con los colores de Everton de Viña del Mar, llegando incluso a crear – según algunos – el tema “Ever for Ever, Everton”, el año 1976, cuando los ruleteros se titularon campeones.

Pero su pasión fue España. De ahí que comenzara a coleccionar música española, lo que posteriormente lo llevó a crear “La Fiesta Española”, programa de sobremesa, de  media hora de duración  y que cada 12 de octubre emitía un programa especial, el que se extendía por 24 horas ininterrumpidas de música española, sin repetir ni un disco y todos de su propiedad.

Lo anterior llevó a la comunidad española en Valparaíso,  a rendirle homenajes por su aporte a la cultura hispana, culminando lo anterior con la invitación que le hiciera la Comunidad Española, por medio del Consulado de España en Valparaíso para que  visitara  ese país junto a su esposa, viaje que jamás concretó, por lo que no conoció ese España, pero hablando de él, sabía más que cualquiera.

Entre las muchas anécdotas que se recuerdan de Juan Opazo Ramos está el hecho que durante los programas especiales que realizaba el 12 de octubre – Día de la Hispanidad – muchos  panaderos de origen español, enviaban sus productos a la radio “para que no le faltara nada durante la transmisión”, como dijo alguno de ellos, más de una vez. Allí no faltaba el pan, las empanadas, los pasteles, bebidas, etc., gran cantidad de productos solo para él y el radiocontrolador de turno.

Y si de alimentos y pan se trata, tanto los integrantes de “La Fiesta Deportiva”, como el público que se ubicaba alrededor de la caseta de transmisión de Radio Colo Colo de Valparaíso, veían el partido saboreando el pan que él llevaba al estadio.

Otra anécdota que se recuerda, era su forma de conducir su antiguo auto, muchas veces tocando la acera al virar o saltándose alguna señalética,  a lo que señalaba “y qué quieres, si el ojo bueno lo tengo para este otro lado”.

Otra de sus pasiones, eran los animales y los perros en particular. Día a día recorría diversas panaderías para que le regalaran el pan que sobraba para llevarlo al canil que se ubicaba en Reñaca Alto, porque “los animalitos tienen que comer”, decía.

Hechos y anécdotas hay por montones. Era uno de los organizadores de la celebración del Día del Trabajador Radial y un día se podía conseguir una sede mutualista para hacer un almuerzo  o al año siguiente llegaba a la planta de la radioemisora con la carne para el consabido asado.

Juan Opazo Ramos ha partido. Su recuerdo quedará en todos quienes tuvieron la oportunidad de compartir  o trabajar  con él. Su discoteca será su legado, así como sus enseñanzas y consejos que dejó en las nuevas generaciones de trabajadores radiales, a quienes siempre aconsejó o guio, aunque no lo pareciera.

Sus restos están siendo velados en la Parroquia de Santa Inés. Sus funerales se efectuarán en el Cementerio Santa Inés, luego de la misa que se celebrará a las 10:00 horas, en la misma Parroquia.