Incendio afectó dos departamentos del octavo piso de céntrico edificio de Valparaíso

Odoo • Imagen y texto

Desde diversos puntos del centro de Valparaíso se podía observar el humo que manaba desde los departamentos siniestrados.

Voluntarios de siete compañías del Cuerpo de Bomberos de Valparaíso, debieron concurrir a la emergencia en altura que afectó al edifico Espíritu Santo, ubicado en la punta de diamante conformada por avenida Pedro Montt e Independencia, frente a la Plaza Victoria, en Valparaíso, el que afectó a dos departamentos del octavo piso del edificio.

La emergencia se produjo alrededor del mediodía, cuando, por causas que deben ser investigadas por peritos de bomberos, se inició un incendio en un departamento del piso ya mencionado,  el que en pocos minutos alcanzó hasta un departamento contiguo, hecho visible desde diversos puntos del centro de Valparaíso, dada la altura del edificio y el intenso humo que escapaba por las ventanas de los departamentos.

Por otra parte, durante la emergencia debieron ser evacuadas más de un centenar de personas, las que utilizaron  las escalas para bajar hasta la salida del edificio, la que se ubica por Independencia. No se reportaron desgracias personales.

Una vez en el lugar, los voluntarios de bomberos debieron enfrentar – en primer lugar – la falta de agua en los grifos del sector, por lo que tuvieron que trabajar en “armar” tiras de mangueras a gran distancia para llegar con agua al lugar de la emergencia.

Una vez superado el primer problema, debieron enfrentarse a otro desafío, como era alcanzar la altura del edificio para combatir las llamas, lo que no pudo suceder hasta que un carro telescópico, perteneciente a la Octava compañía de Viña del Mar, llegara a colaborar con sus colegas porteños.

Según informaciones no  confirmadas, el incendio declarado habría afectado a dos consultas odontológicas, las que habrían tenido pérdidas totales, en tanto, otros departamentos colindantes y de pisos superiores, se vieron afectados  por  el agua y el humo que ingresó a los mismos.

Finalmente, los locatarios del primer piso, ubicados por avenida Pedro Montt, debieron extremar medidas debido a la caída de vidrios desde los departamentos siniestrados, aunque algunos, siguieron atendiendo en forma casi normal.