Comerciantes de calle Blanco, en Quilpué, preocupados por aumento de la delincuencia

Odoo • Imagen y texto

Locatarios de calle Blanco ha debido recurrir a todo tipo de protecciones para asegurar sus locales, sin embargo, la delincuencia aprovecha la oscuridad para ingresar por los techos.

Una complicada situación están viviendo los comerciantes de calle Blanco, en Quilpué, ante el aumento de la delincuencia en el sector, a pesar de las medidas anunciadas por la autoridad a fines del año pasado y los proyectos trabajados en conjunto.

Los locatarios ha indicado que los delincuentes actúan a plena luz del día, aprovechando la estrechez de las veredas – en las primeras cuadras de dicha arteria – las que se estrechan aún más,  debido al aumento del comercio ambulante y la cantidad de gente que acude a realizar sus compras en el sector, principalmente en horas punta.

Así mismo, los comerciantes denuncian el problema que se les presenta  una vez que cae la noche y deben dejar sus locales cerrados, ya que si bien participaron de un proyecto de alarmas y cámaras de vigilancia, los delincuentes están aprovechándose de los fines de semana para escalar los muros e ingresar por los techos a los locales comerciales.

Al respecto, el gremio solicita mayor presencia policial en las noches en el sector y mayor  control del comercio ambulante, tanto de parte de carabineros como de la autoridad municipal,  ya que, por lo general, éste es el que atrae la delincuencia.