Choferes de microbuses de Valparaíso exigen restitución de terreno tomado donde construyen sus viviendas

Odoo • Imagen y texto

Desde Villa Alemana a Valparaíso se desplazaron los choferes de dos líneas de microbuses buscando que les devuelvan los terrenos tomados  donde levantan sus futuras viviendas.

Alrededor de una veintena de microbuses, en caravana,  se desplazaron  desde Villa Alemana hasta Valparaíso, con una parada previa en la Delegación Provincial de Quilpué, para protestar  contra la toma de los terrenos que están destinados a la construcción de viviendas para choferes de la locomoción colectiva.

Los manifestantes, conductores de las empresas Fenur y Sol y Mar, tenían como objetivo dar a conocer a la comunidad y autoridades el problema que enfrentan por la toma que afecta el terreno que está destinado a la construcción de catorce blocks, con un total de 220 departamentos de 60 metros cuadrados cada uno, denominado Villa San Cristóbal II, en el sector Belloto Sur, en Quilpué.

Las obras que se iniciaron el año 2020, ya cuentan  con algunos blocks terminados, pero las obras se encuentran paralizadas debido a la toma, la cual incluye alrededor de medio centenar  de familias o grupos familiares, la mayoría de ellas extranjeras, tal como señaló Óscar Cantero, presidente de la Confederación Nacional de Conductores del Transporte.

Tanto la directiva de los choferes, como los propios interesados, han intentado en reiteradas ocasiones conversar con quienes mantienen tomados los terrenos, sin obtener resultados hasta la fecha. La obtención del terreno y su posterior construcción, fue un trabajo conjunto de los propios interesados con el Servicio de la Vivienda y Urbanización (SERVIU).

En su trayecto hasta Valparaíso, los choferes, que fueron escoltados por Carabineros durante todo el trayecto, entregaron una carta planteando el problema al Delegado Presidencial de Marga Marga, Fidel Cueto, quien recibió la misiva en forma personal.

Luego de la entrega en Quilpué, la caravana se dirigió a Valparaíso, para hacer entrega de la carta a la Delegada Presidencial, Sofía González, quien no recibió a los choferes. Posteriormente, el equipo de colaboradores de la Delegada indicaron que ésta no se encontraba en el edificio.